0
10 Consejos para prevenir accidentes en la escuela de tus hijos
113480
13 calificaciones
Prevenir los accidentes en la escuela es básico
Tus hijos deben aprender a cuidarse, enséñales cómo hacerlo
10 Consejos para prevenir accidentes en la escuela de tus hijos

Cuando se trata de la seguridad y salud de los pequeños, los papas no escatiman en nada.  Los accidentes en la escuela son muy comunes y siempre llega el momento en que no se tiene el control de todo,  especialmente donde pasan entre 4 y 6 horas diarias, entre muchos otros niños y con sólo un adulto supervisándolos.

Para evitar cualquier accidente es necesario enseñarle a los pequeños a cuidarse a sí mismos y qué hacer en caso de una emergencia.

Para que te des una idea de cómo puedes ayudar a tus hijos a prevenir los accidentes más comunes en la escuela, Garuyo te deja estos tips.

1.- Útiles escolares

Enseña a tus hijos a NO jugar con lápices, plumas, juego de geometría, tijeras;  es más, ni siquiera con hojas de papel. Todos estos instrumentos, utilizados de mala forma son peligrosos, de una cortada o un piquete no se salva.


2.- Jugar dentro del salón

Hay veces en que los maestros salen a juntas o a hablar con otros maestros, los niños inquietos se ponen a jugar dentro del salón y eso implica desde correr hasta aventarse cosas. Los accidentes más desafortunados suceden a veces en los juegos más simples, corriendo alrededor de los pupitres, aventando los artículos escolares; todas estas acciones pueden resultar en caídas que lastimen en serio alguna parte de tu hijo o en golpes con las bancas.


3.- La luz

Los contactos de luz así como en casa, en la escuela también están al alcance de los pequeños, muchas veces por distracción los niños no hallan ni qué hacer, y se ponen a jugar con lo primero que encuentran. Enséñale a tu hijo a o meter los dedos o algún objeto en los contactos de luz, si le explicas porqué, te va a entender perfecto y no lo hará.


4.- Comida

Jugar con la comida también puede ser peligroso y es algo que los niños hacen muy seguido. De más está decirte lo que puede pasar si los niños se ponen a jugar con comida, el riesgo de ahogarse es grande. Dile que puede jugar antes o después de comer, pero no durante su lunch porque puede pasar algo grave, no lo asustes, insistimos, explícale bien lo que puede pasar.


5.- Puertas

Jugar cerca o con puertas es también peligroso, un machucón hasta a los grandes nos hace llorar. Enséñale a no jugar con las puertas  o cerca de ellas, no hay necesidad.


6.- Caídas

Es inevitable que los niños corran y brinquen cuando están jugando pero debes enseñarle a tener cuidado, una mala pisada o no fijarse por dónde va le puede ocasionar desde un chipote hasta un descalabro.


7.- Si le gana

Muchos niños no se atreven a pedir permiso para ir al baño cuando sienten ganas y terminan por hacerse en su banca, lo cual trae un trauma peor. Si es por un problema psicológico, dale a tu hijo la confianza para contarte lo que le pasa, desde pequeños enfrentarse a cambios tan radicales como entrar a una nueva escuela o conocer nueva gente puede ser traumático. Si sólo es por pena, ayúdale a entender que las funciones fisiológicas son completamente normales y no hay nada de vergonzoso en ello.


8.- Objetos dentro del cuerpo

Y dentro de la boca u oídos. Enseña a tu hijo a NO meterse nada a los oídos ni a la boca,  se puede ahogar y quizá cuando su maestra o maestro se den cuenta sea demasiado tarde.


9.- Intoxicación

Esto puede suceder desde que se coman el material de trabajo hasta la comida pasada de un compañero.


10.- Zona de juegos

Si en la escuela hay columpios, resbaladillas, brincolines, etc. Si no se juega de forma correcta las lesiones pueden ser muy graves. Desde romperse un diente, fracturas importantes, o hasta perder algún órgano. Enséñalos a hacer uso adecuado de todos los juegos y a respetar el juego de sus compañeros para no provocar alguna tragedia.


Extra, extra

Pelearse con compañeros

Los juegos bruscos entre compañeros también pueden representar un peligro. No es un accidente, pero es importante que tus hijos aprendan a jugar sanamente. Muchos niños no distinguen entre un juego a una agresión y pueden reaccionar de forma violenta, al grado de dañar a otro niño. Es preferible que tu hijo aprenda a disfrutar juegos sanos a que regrese a casa con moretones, mordidas y rasguños, jalones de pelo, chicles…
 

  • 0
¿Qué piensas ?, Comparte tu opinión
TE SUGERIMOS LEER