0
Consejos para que el niño no azote en la escuela
113480
13 calificaciones
Consejos para que el niño no azote en la escuela

Cómo hemos aprendido de las millones de películas de “Destino Final” el milagro mismo es estar vivos. Tratar de mantener a salvo a un pequeño es una tarea titánica, lo cual no significa que no demos batalla para cuidarlos, pero   ¿qué pasa cuando los niños se marchan a la escuela ?

Los accidentes allí son el pan de cada día y sí,  llegará el momento en que no podrás tener el control de su seguridad. Es por eso que te traemos algunos consejos que debes platicar con los más pequeños, pues algunas veces ellos son los únicos que no han pensado en las causas-consecuencias de algunos de sus actos.

 

1. Nunca se es demasiado cuidadoso - El salón de clases

Bueno, ya te decidiste a confiarle a alguien más al ser que has aceptado cuidar por el resto de tu vida. Ahora checa las instalaciones, revisa que los contactos de luz tengan protecciones para que los niños no metan nada en ellos; que las ventanas de los vidrios y hasta las cortinas estén bien colocadas.

No importa cuán paranoic@ sientas que te verás, es importante que te involucres en todos los aspectos con la institución que educará a tu enano.

 2. “Eso no pasa”-  Los útiles escolares

Explícales a los niños qué cosas son juguetes y qué cosas no. No importa que le compres unas tijeras de punta “chatita”, si él no está consciente de que NUNCA se debe correr con ellas, terminará lastimándose.

Desde casa tiene que aprender que las plumas no son espadas, los juegos de geometría no son “rayos lasers”   y que los objetos punzocortantes pueden herirlo seriamente a él y a sus compañeros.

3. El peor enemigo en la escuela:  las puertas

Aunque parezcan inofensivas las puertas son causantes de los accidentes más escandalosos. Jugar cerca o con puertas es peligroso, un machucón hace llorar hasta a a los grandes. Enséñale a los pequeños a no jugar con las puertas  o cerca de ellas.

4.”Te reto a…” -  Objetos dentro del cuerpo

Todos hemos escuchado de niños con pilas dentro de la nariz, frijoles dentro de los oídos y clips enterrados en la boca que no han  podido decir resistirse a uno de eso retos de honor. Évita penas y trabajo a las salas de urgencias. 

Puedes contarle historias de niños que lo han hecho, pero como sabemos eso quizá lo haga entrar en tentación. Dile que TÚ lo hiciste cuando eras chic@ y lo insoportablemente doloroso que resultó. Quizá teniendo la información de primera mano le huya más al asunto.

5. Otro tipo de accidentes – Que no le gane

Quién no recuerda a esa maestra con cara de pocos amigos que no dejaba que nadie saliera al baño. Muchos niños no se atreven a pedir permiso cuando sienten ganas y terminan por hacerse en el salón.  ESTO TIENE QUE TERMINAR, debes de explicarle a él y a su maestra que él puede salir en el momento en que lo necesite sin necesidad de pedir permiso.

 A los que objetan que “en algún momento de su vida tendrá que seguir las reglas de las instituciones” déjennos decirles que es cierto. Pero que esa no es la edad ni la situación. Déjale claro que si sale del salón es para ir a lo que dijo y no para otra cosa. Explícale que todo derecho contrae una responsabilidad

6. Juego de manos es de villanos – Qué la diversión no acabe en moretón

Es muy importante que los niños eviten jugar pesado, pues por lo general esto nunca termina bien. Aventarse, jugar a las luchitas, ponerse el pie y hacer “travesuras” ocasionan en el mejor de los casos que los involucrados salgan llorando o peleados.

Esto ha sucedido desde tiempos ancestrales, pero debemos canalizar la energía del niño, haz que haga algún deporte o actividad  y al mismo tiempo aprenda valores con los cuales comulgues.

  • 0
¿Qué piensas ?, Comparte tu opinión
Lo que pasa en la red
TE SUGERIMOS LEER