Entre cucharas, tenedores y cuchillos te veas

Los utilizamos todos los días, al menos tres veces. En teoría sabemos cómo comer con un tenedor, cuchara y cuchillo, si no nos ponen cinco de cada uno en la mesa. Pero, conoces el origen de los cubiertos

 
¡A sopear!
 
“Cuchara” que proviene del latín cochlea que significa “caracol” o “concha de molusco”; es uno de los utensilios más antiguos del planeta  y su origen se remonta a tiempos paleolíticos; a diferencia del cuchillo y del tenedor, los primeros instrumentos que se utilizaron a manera de cuchara no necesitaban ser trabajados ni tallados.
 
Los materiales se fueron sofisticando con el tiempo, desde el marfil, la madera, la piedra o el cuerno de ciertos animales hasta llegar a decir que ha conseguido una forma estándar como elemento básico de mesas con una amplia gama de diseños y materiales.
 
 
De dos a cuatro dientes
 
Las primeras apariciones del tenedor con “dientes” fueron en el Antiguo Egipto, donde constaba de un mango con dos horquillas bastante grandes que principalmente se usaban para cocinar y servir los alimentos.
 
Con el tiempo la idea de comer con tenedor empezó a parecer cada vez más atractiva para aquellos que preferían su comida de forma más higiénica; sin embargo, muchos hombres todavía rechazaban la idea de comer con tenedor por considerarse un acto femenino.
 
Poco a poco llegaron a ser adoptados por las clases altas hasta convertirse en preciadas posesiones de materiales costosos, destinados a impresionar a los invitados en los elegantes festines; el diseño pasó de dos, a tres y luego cuatro dientes ya con una ligera curva ergonómica cómoda para transportar bocado a la boca.
 
 
Al filo de la comida
 
La dualidad de uso de los cuchillos viene desde tiempos con una doble función: matar al animal que se va a comer y cortarlo en pedazos comestibles.
 
De piedra, cuerno, marfil, metal o cerámica, los cuchillos han sido un elemento clave en la historia del planeta; desde lanzas para caza hasta los más sofisticados y especiales para cortar pescados, como armas o como utensilios para comer, el cuchillo ha estado tan presente como la comida en nuestras vidas.
 
 
 

 

¡El mejor entretenimiento para la calle y el sillón en tu correo electrónico!

Ya soy parte de Garuyo

Al continuar, declaras que aceptas nuestros Términos y condiciones de uso y nuestro Aviso de privacidad.

Y quedarás suscrito al boletín de Garuyo.com y servicios, en caso de que no desees recibirlo podrás cancelarlo en cualquier momento en la sección de Configuración dentro del menú Mi Perfil.

Si te gustó, comparte
¿Qué piensas ?, Comparte tu opinión