0
¿Qué fue de Luisa Lane (Margot Kidder)?
¿Qué fue de Luisa Lane (Margot Kidder)?
Pocas actrices han dado tanto juego a las historias no oficiales, caras B y crónicas amarillentas de Hollywood como Margot Kidder (Canadá, 1948), la que fue novia de Superman en las cuatro primeras entregas de la franquicia original protagonizada por el fallecido Christopher Reeve. Intentos de suicidio, accidentes de tráfico, portadas de Playboy y hospitales psiquiátricos son algunos de los ingredientes que ilustran la difícil biografía de una de las actrices más populares de los años 80.
 
Kidder nació en Yellowknige (Canadá) en 1948 y no tuvo una infancia fácil. Su carácter problemático, y el trabajo de su padre que obligaba a la familia a trasladarse de ciudad continuamente, provocó que estudiara en 11 colegios distintos en doce años. 
 
En 1970 coprotagonizó junto a Gene Wilder Quackser Fortune tiene un primo Bronx. Tres años después, su entonces pareja Brian De Palma le regaló un (doble) papel de lujo en la película de culto Hermanas, en la que encarnaba a una joven poseída por el espíritu de su hermana siamesa ya fallecida. Mención especial merece la infinita lista de novios y amantes que tuvo la actriz en aquella época, y que incluye al Primer Ministro de Canadá Pierre Trudeau, al cómico y actor Richard Pryor, al escritor Thomas McGuane, al actor Jon Heard o al director francés Philippe De Broca. Con los tres últimos estuvo casada sin demasiada fortuna.
 
A mediados de los 70, apareció desnuda en Playboy presentándose como una firme defensora del amor libre. Como condición, exigió escribir ella misma el artículo que acompañaba al reportaje fotográfico.
 
 
Su carrera acabó de despegar en 1978, cuando fue elegida para encarnar a Luisa Lane en Superman, de Richard Donner, un papel que le valió un Premio Saturn a la Mejor Actriz. Hizo público su malestar cuando los productores decidieron sustituir a Donner por Richard Lester en Superman II (1980), motivo por el cual se rumoró que su papel en Superman III (R. Lester, 1983) quedó reducido a la mínima expresión (algo que los propios productores negaron). En la cuarta y última entrega de la primera franquicia (y sin duda la peor), Superman IV: En busca de la paz, Luisa Lane recuperó su cuota de pantalla.
 
 
 Meses después del estreno de Superman IV le diagnosticaron un trastorno bipolar, que explicaba en gran medida algunos de los extraños comportamientos mostrados a lo largo de su vida y sus reiterados intentos de suicidio. La actriz, sin embargo, se negó a someterse a un tratamiento. La situación empeoró cuando en 1990 sufrió un grave accidente de tránsito que la dejó postrada en una silla de ruedas durante dos años. En 1992, además, se declaró en bancarrota.
 
En 1996, en el momento más bajo de su vida, sufrió un episodio paranoico ampliamente publicitado. Convencida de que la querían matar, desapareció durante 4 días después de pasar varias semanas viviendo literalmente en la calle. La policía la encontró en el patio trasero de una propiedad privada en estado de shock y con varios dientes rotos tras haber sufrido una caída. Fue ingresada en el Olive View Medical Center. Poco tiempo después reapareció en el film independiente Never Met Picasso, de Stephen Kijak.
 
En todo este tiempo nunca ha dejado de trabajar, apareciendo en series con papeles de mayor o menor trascendencia. Llegó a realizar un cameo en la serie Smallville en 2004, haciendo un guiño a los fans de Superman, y un año después consiguió la nacionalidad estadounidense, lo que le permitió votar y ser una de las voces críticas contra la intervención del gobierno de George Bush en Irak. Dos años después declaró que llevaba once años sin sufrir ningún ataque maniaco gracias al tratamiento natural que estaba siguiendo con el doctor Abram Hoffer.
 
 
 
 
 
 
  • 0
¿Qué piensas ?, Comparte tu opinión
Lo que pasa en la red
TE SUGERIMOS LEER