Últimos días: Sophie Calle en el Tamayo

Claudia Aguilar

Pata de perro profesional.

SEGUIR:

El novio la dejó y le avisó con una carta que remataba con un "Cuídese mucho". La fotógrafa Sophie Calle se agarró de eso para hacer una serie fotográfica sin igual que se presenta a partir del 30 de octubre en el Museo Tamayo.

Sophie Calle, artista multidisciplinaria, rompe con este esquema del fotógrafo al transformar la realidad en ficción. Su trabajo se ha caracterizado por trastocar la delgada línea entre lo público y lo privado, al ser una especie  de detective que se interesa por la vida y los hechos humanos, la simplicidad y lo complejo de estos. Ella se convierte en una perseguidora de la identidad de otros y de ella misma.  

El Museo Tamayo el 30 de octubre presentará uno de sus últimos proyectos Cuídese mucho, el cual reúne una serie de mujeres leyendo la carta que el novio de Sophie le dio para explicar la ruptura de su relación. Pero para que no te digan que es lo único que conoces de ella, enseguida te presentamos cinco de sus proyectos. Te aseguramos que la vas a amar.

1. Suite Veneciana

Cada mañana Sophie salía de su casa, un día se encontró con un tipo que le llamó la atención, ella sin pensarlo lo siguió y después de 20 minutos  se le perdió. Por la noche al ir a una galería, uno de sus conocidos le presentó a un hombre, éste era el mismo que había perdido en la mañana. Como una idea novelesca, ella se interesó más en él  por el hecho de la casualidad.  Tras una plática que sostuvieron, en la cual él dio santo y seña de su próximo viaje a Venecia, Sophie decidió ir tras él.

En estas fotografías  se muestra al sujeto caminando, visitando lugares, pero siempre de espaldas. Después de que el hombre se dio cuenta de que era seguido habló con Sophie, luego ambos fueron a tomar una taza de café, y al finalizar el encuentro Sophie le quiso tomar una foto de frente. El resultado no fue exitoso. La última imagen de este proyecto es un rostro tapado por una mano.

 

2.  El guardarropa.

Para 1985 Sophie ganó una beca en China con su trabajo El guardarropa. Y como bien lo dice el título, las imágenes contenían una camisa, mancuernas, un bóxer, un  pantalón gris y  calcetas. Todas estas prendas fueron escogidas  por Sophie y  regaladas cada 24 de diciembre a un hombre que le había gustado. ¿Y por qué le regaló ropa? , dirán. Pues su atuendo no le había gustado y decidió presentársele hasta terminar de vestirlo, pero esto nunca pasó porque al querer ella regalarle zapatos  se dio cuenta que no conocía su número.

La iconografía urbana de Lance Wyman en el MUAC

3. Detective  

Pero no todo fue persecución de ella. Bajo su  cuestionamiento de saber  “qué miran los otros cuando me ven mirar”   se hizo perseguir por un Detective  en 1981.  Al final del proyecto, expuso sus  fotografías  y las del detective junto con la bitácora que éste hizo. 

 

4. El Hotel

¿Paró ahí su obsesión de sacar a la luz lo íntimo? Por supuesto que no. En el mismo año hizo El Hotel, en este experimento Sophie buscó trabajo como mucama en un hotel y durante 13 días con una cámara pequeña registró los objetos de cada habitación y en una libretita apuntaba sus fantasías sobre la personalidad de las personas. Por suerte nunca la cacharon.

 

5. Libreta de direcciones 

De igual manera, realizó retratos indirectos en Libreta de direcciones de 1983, cuando fotocopió una libreta que se había encontrado. Para  devolver esta libreta, Sophie averiguó de quién era entrevistando a cada uno de los contactos, quienes participaron dando una descripción íntima del dueño. Estas historias y fotografías  Sophie las publicó en el periódico que trabajaba y el dueño, al enterarse de que se trataba de su libreta, la demandó.

En el Museo Tamayo

Una mañana Sophie Calle abrió su correo, en él había un email de su pareja. Sin saber lo que le esperaba lo abrió y se encontró con palabas que le anunciaban su ruptura. Al final estaba la frase: Cuídese mucho.

Sophie con su peculiar forma de exteriorizar sus inquietudes visitó a mujeres de diversas ocupaciones, les dio a leer su carta y ellas la interpretaron según su experiencia. El resultado fue una serie de fotografías que el Museo Tamayo expondrá partir del 30 de octubre.

Sin duda no te puede perder esta exposición.

¿Dónde? Museo de Arte Contemporáneo Rufino Tamayo.             

¿Cuándo? Hasta el 15 de febrero                                                                                                      

Horarios: Martes a domingo de 10:00 a 18:00

Costos: $19 entrada general. Entrada libre a estudiantes, maestros y adultos mayores con credencial vigente. Domingo entrada libre.

¡El mejor entretenimiento para la calle y el sillón en tu correo electrónico!

Ya soy parte de Garuyo

Al continuar, declaras que aceptas nuestros Términos y condiciones de uso y nuestro Aviso de privacidad.

Y quedarás suscrito al boletín de Garuyo.com y servicios, en caso de que no desees recibirlo podrás cancelarlo en cualquier momento en la sección de Configuración dentro del menú Mi Perfil.

Si te gustó, comparte
¿Qué piensas ?, Comparte tu opinión