Museos eróticos del mundo aptos para personas curiosas

Foto: Especial

Aptos para mayores de edad. Foto: Especial

Claudia Aguilar

Pata de perro profesional.

SEGUIR:

Existen en el mundo todo tipo de museos, desde los clásicos como el Louvre, el MoMA o Bellas Artes,  hasta los más curiosos e "incómodos" que sólo permiten la entrada a  mayores de 18 años. La razón: los objetos que exhiben, los cuales van desde máquinas sexuales, hasta películas eróticas. 

Enseguida te contamos sobre cinco museos eróticos que se encuentran fuera del país. 

1. Red light secrets o el Museo sobre la prostitución: Ámsterdam

 El oficio más viejo del mundo por fin tiene un espacio. En el Barrio Rojo de Ámsterdam, donde la prostitución es el auge, se decidió abrir un museo con el fin de entender a las mujeres que se dedican a dicha actividad.

Este lugar  busca que cada uno de los visitantes se ponga en los zapatos, o mejor dicho, zapatillas, de las más de 900 mujeres que trabajan en el barrio. Lo anterior se logra con sus salas, en las cuales se aborda el problema del tráfico de personas.

2. Museo de Máquinas Sexuales: Praga

Dedicado a mostrar los objetos que han sido creados para generar placer, este museo de tres pisos alberga aproximadamente 200 objetos que van desde una máquina eléctrica de masturbación creada en 1915 en Francia, hasta un vibrador hecho en Alemania en 1910, y un cinturón de la castidad de 1580.

Además de objetos, el recinto tiene una galería de arte donde se exponen piezas en relación a lo erótico, así como un club de cine en el que se proyectan cintas... muy sensuales. 

3. Museo del Sexo: Nueva York

"Presentar la historia, evolución, y la importancia cultural de los derechos humanos sobre la sexualidad" es el objetivo principal de este espacio, el cual en sus exposiciones tocan temas sobre la comunidad LGBTI, el erotismo, la pornografía y el sadomasoquismo.

Pese a ser criticado y mal visto por la sociedad religiosa de Estados Unidos, el museo ha crecido desde su apertura en el 2002. Y su colección llega a 15,000 artículos: fotografías, ropa, disfraces, preservativos, inventos sexuales, publicaciones y trabajos de investigación sobre la sexualidad. 

4. Museo Falo: Islandia

“Los cimientos se echaron en 1974 cuando adquirí un vergajo o pene de toro. De niño me mandaban al campo durante las vacaciones de verano, y allá me dieron un vergajo de toro como látigo para los animales (…) Algunos de mis profesores trabajaban durante el verano en una cercana estación ballenera y después del primer espécimen, empezaron a llevarme penes de ballenas, en principio para tomarme el pelo”.

Cuenta así Sigurdur Hjartarson (fundador del museo) el inicio de su colección que tiene ya más de 280 piezas.  Entre las atracciones de este museo se encuentran los miembros de Homo Sapiens y un esperma de 74.8 kilogramos. 

5. MusEros: San Petesburgo

La vida sexual de los ex gobernantes rusos es el eje temático de este museo que en sus salas presenta desde juguetes sexuales, hasta el arte erótico en sus diversas disciplinas. Entre sus joyitas destaca la “silla traviesa” que pertenecía a Catalina la Grande.

*Fotos: Especial/ Facebook.

Te recomendamos:
 
 

¡El mejor entretenimiento para la calle y el sillón en tu correo electrónico!

Ya soy parte de Garuyo

Al continuar, declaras que aceptas nuestros Términos y condiciones de uso y nuestro Aviso de privacidad.

Y quedarás suscrito al boletín de Garuyo.com y servicios, en caso de que no desees recibirlo podrás cancelarlo en cualquier momento en la sección de Configuración dentro del menú Mi Perfil.

Si te gustó, comparte
¿A qué museo te gustaría ir?